El legado de Michael Jordan

Aunque se retiró hace ya varios años, Michael Jordan sigue siendo con creces el mejor jugador de baloncesto de todos los tiempos. Su influencia se sintió no sólo en la forma en que jugaba, sino también en su fama adquirida por todo el mundo. La excelencia en su juego fue fundamental para lograr gran popularidad en todo el planeta durante los años 80 y 90. Aparte de esto, Jordán fue el atleta que mayor éxito tuvo en el área de comercialización “Marketing” de su época. En el año de 1999, Jordan fue nombrado por ESPN como «el mejor atleta del siglo XX».

Jordan se retiró de la NBA después de 15 temporadas, durante las cuales estableció una serie de prestigiosos récords. Su promedio de 30,12 puntos por partido es el más alto en la historia de la NBA. También ganó seis títulos de la NBA con los Chicago Bulls y fue el MVP de las Finales de la NBA cada vez que ganaron el campeonato. Además, Jordan ha sido el máximo anotador de la NBA durante 10 temporadas consecutivas y fue el Jugador mas Valioso de la liga en cinco veces. También fue seleccionado para el All-NBA First Team 10 veces, el All-Defensive First Team nueve veces además de liderar a la NBA en tres años.

La magia de Jordan en la cancha de baloncesto era evidente desde la primera vez que debutó en la NBA como novato en 1985. Se dió a conocer como un jugador completo: una deslumbrante variedad de dunks, defensa feroz y su increíble capacidad para anotar en el momento menos esperado. Su habilidad para saltar estaba fuera de lo común y rápidamente adquirió apodos como «Air Jordan» y «Su Airness». En un partido de playoffs contra los Boston Celtics en 1986, Jordan anotó un récord de 63 puntos, lo que llevó al entonces mvp de la liga Larry Bird a proclamar que era el «Dios disfrazado de Michael Jordan».

Los medios han tratado de encontrar al próximo » Michael Jordan» en la NBA, como a los tan famosos : Grant Hill, Kobe Bryant, Tracy McGrady y Vince Carter, pero se han quedado cortos ante tan imponente figura. Los últimos en ganar el título “ sobriquet “son LeBron James y Dwyane Wade, pero tienen un largo camino por recorrer antes de que puedan ganarse el derecho a ser llamados el próximo Jordan.

Fuente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *